Cenar junto al mar es especialmente agradable durante el verano, pero la costa de Estonia atrae a los visitantes durante todo el año. No se sorprenda si durante una visita a alguna aldea de pescadores o alguna ciudad junto al mar, se encuentra un excelente chef sirviendo deliciosos pescados y mariscos en preciosos restaurantes a la orilla del mar.

Con sus 3.800 km de costa, Estonia es casi una isla. Bien, una isla de islas, ya que el territorio de Estonia se divide entre el territorio continental y sus más de 1500 islas. Si su plato preferido es el pescado, debe visitar la costa y las islas estonias, donde encontrará una gran variedd de pescados salados, como el arenque salado, la vimba dorada y a perca, así como todo tipo de pescado ahumado, incluido el favorito de los estonios, la platija. El pescado ahumado se sirve a menudo por sí solo e implica todo un ritual de retirada de las espinas. Hay que decir que el plato puede requerir algún tipo de compromiso, pero el salado y tierno pescado, definitivamente, merece la pena.

Si busca experimentar la cocina costera Estonia al estilo gourmet, entonces está de suerte, ya que numerosos chefs estonios se han adaptado al estilo de vida costero. Restaurantes como OKO en Kaberneeme, Villa Mary y Noa en Viimsi, Wicca en Lulasmaa, MerMer en la península de Juminda y Ruhe en Jõelähtme, sirven delicatesen costeras en interiores inspirados por el mar, y lo que es mejor es que estos preciosos resutaurantes, están incluidos entre los 50 mejores restaurantes de Estonia y la mayoría no están lejos de Tallinn.