La ciudad de Pärnu es conocida como la capital del verano en Estonia desde 1996. Hay un dicho popular en Estonia que dice que, si no has visto a tus amigos durante todo el año los encontrarás a todos en el verano de Pärnu. Vida de playa, docenas de festivales, clubes nocturnos, multitudinarias fiestas, conciertos y ferias: Pärnu lo tiene todo.

Si a usted no le gustan las multitudes, quizás prefiera la tranquilidad otoñal o invernal de Pärnu o incluso pasar un fin de semana paseando en una plácida playa, relajándose en un balneario o en una acogedora casa de campo, o disfrutando de los ventosos días haciendo surf. Muchas organizaciones organizan conferencias y seminarios durante todo el año en esta ciudad.

Un montón de arena, sol y agua

La ciudad de Pärnu es famosa por sus playas y ya se incluía en el año 1890 en la lista de los centros turísticos de la Rusia imperial.

Largas y arenosas playas, aguas poco profundas y «el mejor sol de Estonia» atraen a estonios y a  visitantes por igual. El hermoso paseo marítimo de la playa es perfecto para caminar y patinar. Está lleno de parques infantiles, fuentes de agua y áreas de juego, lo que suele atraer a familias con niños.

Si usted se considera un aventurero puede probar con el  esquí acuático, las motos acuáticas, la vela o remar en una canoa o un kayak por el río de Pärnu hasta el mar y los islotes cercanos.

¿Está usted planificando unas vacaciones en la playa? Puede encontrar más información en la sección de la Pärnu costera.

En Pärnu la historia está en todas partes

Con una trayectoria histórica que se remonta a 11,000 años de antigüedad, la localidad de Pärnu es una perla verdadera para cualquier amante de la arquitectura y la historia. La ciudad fue fundada en el año 1251 y se convirtió en una de las ricas y vibrantes ciudades hanseáticas durante la época medieval. Actualmente, las  tradiciones medievales se mantienen vivas durante la celebración anual de festivales hanseáticos: usted puede contemplar los trajes, participar en los torneos, aprender a hacer artesanía, y saborear la comida tradicional como jabalí y cordero a la parrilla. El mar y la navegación han desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de Pärnu: el Club de Yates de Pärnu fue fundado en el año 1906 y la primera gran carrera internacional de barcos se organizó en el año 1883.  

Su luminosa, fresca y elegante arquitectura actual es propia de un centro turístico costero. Se trata de una muestra excepcional de auténtica arquitectura desenfadada, mano a mano con románticas casas de madera, modernas vidrieras y acero y todo con un lujoso toque de influencia rusa. Asegúrese de visitar también una de las mejores residencias de estilo art nouveau en Estonia, la villa Ammende, conocida también por su exquisita cocina.  

Lugares de interés:

  • Rannapark (Parque de playa) & Vallikäär.
  • La iglesia de Eliisabet fue construida en 1747 y es ahora un popular local para conciertos. Su órgano tiene un inconfundible y hermoso sonido.
  • La iglesia de Jekateriina es una de las más hermosas iglesias apostólicas de estilo barroco de Estonia.
  • La puerta de Tallinna, también conocida como Kuningavärav (La puerta del Rey) forman parte del antiguo sistema de fortificación medieval: alguna vez esta hermosa puerta barroca fue utilizada para marcar el principio de una dirección postal y ahora dirige a los visitantes hacia el distrito de la playa de Pärnu.
  • La Torre Roja (Punane Torn) era la torre de una esquina del muro defensivo medieval de Pärnu. Se trata de una «zona caliente» para artesanos y el antiguo patio es un lugar popular para organizar ferias de arte.

Un toque de lujo y confort: bienestar y balnearios

En el año 1838 se produjo la apertura del primer balneario y a día de hoy el turismo de salud y bienestar de Pärnu está a la altura de la oferta internacional. Al pertenecer a la Asociación Europea de Balnearios, la localidad de Pärnu da la bienvenida a huéspedes de casi medio centenar de países.

Disfrute de los hoteles balneario, equipados con todas las comodidades de última generación y permítase un capricho recibiendo masajes de oro, tratamientos de chocolate o baños de perlas. La mayoría de los hoteles se enorgullecen de ser el destino ideal para las familias, al ofrecer servicios de cuidado infantil y salas de juego.

Explore la cultura de Pärnu

Se suele decir que en Pärnu cualquier persona puede hacerse artista. La versátil arquitectura, los hermosos parques y patios, sus numerosas galerías y centros de arte, todo ello combinado con una colorida muchedumbre y un estilo de vida despreocupado, generan, sin lugar a dudas, un suelo fértil para que su creatividad despierte.

Si lo desea puede apuntarse a los talleres de artesanía, visitar las galerías de arte, los centros de arte moderno o participar en clases de pintura ¡Hay mucho más en usted de lo que podría llegar a pensar!

Pärnu es también lugar de innumerables festivales de música y arte: El Festival de Cine Documental y Antropológico de Pärnu, el Festival David Oistrakh, el Festival de Organo, el Festival Siente la Playa de Bacardi, Días Azules en Pärnu, Días hanseáticos y de Artesanía etc., solo por nombrar unos pocos.

Cuando usted venga a Pärnu, asegúrese de visitar la Oficina de Turismo donde le aconsejarán que hacer en el momento, eventos, callejeros y mucho más. Asegúrese también de reservar su alojamiento con antelación en caso de que esté organizando un viaje para la época más calurosa del verano ya que durante el verano el número de residentes en Pärnu es seis veces mayor.

Pärnu tiene algo para todo el mundo: familias, mochilerosjóvenes, parejas enamoradas, entusiastas del deporte, gente interesada en el arte y la cultura, ¡lo que sea! Siempre existe una buena razón para visitar Pärnu.

Leer más (los siguientes sitios están en inglés):