Se encuentra en el mar Báltico, al norte de la isla de Saaremaa y su ciudad más grande es Kärdla. Se formó hace 455 millones de años como resultado de la explosión de un meteorito y es una de las islas más antiguas del mundo.

La manera más fácil de ir a la isla es en barco o avión y la manera más exótica y temeraria de ir es la carretera de hielo en invierno. Conducir sobre la carretera de hielo es una experiencia única, especialmente cuando se va ¡Junto al carril de barcos!

Es difícil encontrar un lugar más pintoresco que Hiiumaa. Disfrute de las largas playas de arena, visite pueblos soñolientos o explore el boscoso y profundo interior.

La gente de Hiiumaa es pacífica y tolerante. Viven cerca de la naturaleza y tienen su propio idioma, el dialecto de Hiiu, que es difícil de entender incluso para los estonios. Lo más importante que se debe recordar sobre la gente de Hiiumaa es su sentido del humor: les gusta reírse de sí mismos y les gustan todo tipo de bromas, especialmente aquellas que se ríen de sus vecinos de Saaremaa.

Hiiumaa es ideal para los amantes de la naturaleza; ideal para el senderismo, la vela o simplemente la relajación. En verano hay muchos festivales de música, por ejemplo, en julio tienen lugar los Días de la Música de Cámara de Hiiumaa y los festivales folclóricos de Hiiu.

Hiiumaa es conocida también por sus numerosos faros. Si no tiene tiempo para visitarlos todos, al menos visite tres: Kõpu, Ristna y Tahkuna.

Los interesados en la historia de Suecia deben visitar la Colina de las Cruces para presentar sus respetos a los suecos que fueron obligados a salir de Hiiumaa.

Los lugares de interés en las cercanías son Saaremaa, Muhu  y Vormsi.