La website Business Insider ha publicado la lista de los 50 destinos Europeos imprescindibles de este año, incluyendo en esta prestigiosa lista, en el decimo segundo puesto, las cascadas de Jägala en Estonia.

Esta caída de aguas está situada en la parte baja del curso del Río Jägala, en la zona de Jõelähtme, en el condado de Harju. A unos cinco kilómetros de distancia, el río desemboca en el Mar Báltico. Las cascadas se encuentran a, aproximadamente 25 kilómetros al este de Tallinn, siendo una excursión muy interesante para todos aquellos que vayan a visitar la ciudad este verano.

La cascada tiene 8 metros de altura y más de 50 metros de ancho. Se trata de la caída de agua natural más ancha de Estonia. Además, no solo son una interesante visita durante el verano, en invierno podemos asistir a un espectáculo natural impresionante, ya que la cascada se congela convirtiéndose en un enorme muro de hielo con brillantes estalactitas. Puede llegar a formarse un túnel entre la pared de la cascada y el agua congelada. Y siempre es interesante saber que el curso bajo del Río Jägala desde la cascada, hasta su desembocadura,  es una de las zonas más valoradas de Estonia para la pesca.