Pärnu es una bella ciudad histórica situada en la zona suroeste de Estonia junto al Mar Báltico. Playas de arenas blancas, aguas poco profundas, una rica escena cultural y numerosos cafés, restaurantes y nightclubs, en resumen, muchísimas cosas que ver y hacer.

Desde 1996, Pärnu ha sido conocida como la Capital del Verano de Estonia. Hay un dicho estonio que afirma que si no has visto a tus amigos en todo el año, te lo encontrarás a todos durante el verano en Pärnu. Días de playa, docenas de festivales, discotecas, grandes fiestas, conciertos y divertidas ferias, Pärnu lo tiene todo.

Si no te gustan las multitudes, podrías preferir visitar la ciudad durante el otoño y por qué no, pasar el fin de semana dando paseos por tranquilas playas, relajándote en un spa o en una encantadora villa y aprovechando del viento para practicar el windsurf.

Pärnu es famosa por su cultura playera y ya formaba parte de los resorts de verano de la antigua Rusia imperial en 1.890.

Durante el verano es el centro de reunión de todos los estonios, que llegan aquí atraídos por el sol, las preciosas playas y el paseo marítimo, que es ideal para pasear o patinar. Además, las familias encontrarán zonas de juego para los más pequeños y numerosas fuentes para refrescarse.

 Si se siente aventurero, puede practicar el esquí acuático o navegar en yates y veleros en el mar o bajar en canoas y kayaks por el río Pärnu hasta el mar y sus islotes.

Con antigüedad de 11.000 años, Pärnu es una perla para los aficionados a la arquitectura y a la historia. La ciudad fue fundada en 1.251 y se convirtió en una de las más ricas y animadas ciudades de la liga hanseática durante el periodo medieval. Estos días medievales todavía siguen vivos gracias a los festivales hanseáticos que se celebran todos los años, en ellos podrá admirar los trajes de época, participar en torneos, aprender a hacer artesanías y disfrutar de platos tradicionales como el jabalí y el cordero asados. El mar y la navegación han jugado también un papel muy importante en el desarrollo de la ciudad, el Club Náutico de  Pärnu fue fundado en 1906, sin embargo, la primera regata internacional de Pärnu, fue organizada en 1883.

Como una ciudad costera, su arquitectura es ligera y elegante, excepcionales ejemplos de arquitectura funk se codean con románticas mansiones de madera, modernos vídrios y acero así como con algunas influencias de lujo ruso. No deje de visitar una de las mejores Mansiones Art Nouveau de Estonia, Villa Ammende, conocida también por su exquisita cocina.

  • Rannapark (parque en la playa) y Vallikäär
  • Iglesia de Eliisabet construida en 1747 es en la actualidad un emplazamiento muy popular para conciertos. Su órgano tiene un distintivo y bello sonido.
  • Iglesia de Jekateriina  Es una de las Iglesias barrocas más bellas de Estonia.
  • Puertas Tallinna, tambien conocidas como Kuningavärav (Las Puertas del Rey)son parte de una antiguo sistema fortificado medieval: una vez, esta Hermosa puerta barroca marcaba el comienzo de una ruta postal; en la actualidad dirige a los visitantes hacia el distrito de playa de Pärnu.
  • Torre Roja (Punane Torn) era una de las torres del muro de defensa del Pärnu mediaval. Su patio es una de las zonas más populares para las ferias de arte. 

Cuando visitéis Pärnu, no olvidéis ir a alguno de sus spas para disfrutar de alguno de los lujosos tratamientos de belleza o salud que en ellos se ofrecen, desde tratamientos a base de chocolate a baños de perlas, todo lo que puedas desear, lo tienes en Pärnu.

Pärnu tiene algo para todo el mundo: familias, mochileros, jóvenes, románticas parejas, entusiastas del deporte, interesados en la cultura y el arte… Siempre hay una razón para visitar Pärnu.