Si le gusta la cultura y busca algo diferente, entonces no busque más.

El rico patrimonio cultural de Estonia está lleno de sorprendentes contrastes: desde lo exótico, hasta lo heroico, de lo romántico a lo moderno.

Nuestro corazón nórdico antiguo y cálido y nuestro espíritu eterno han producido una diversa y compleja gama de tesoros culturales.

Las minorías étnicas, con sus antiguas tradiciones populares, canciones y trajes típicos, todavía prosperan y le darán motivos para que use su cámara de fotos. Usted podrá:

El contraste de ver castillos medievales y otros edificios antiguos junto a edificios modernos realizados en madera y vidrio, pondrá a prueba sus ideas sobre arquitectura.

Es cierto que mucha gente viene a ver la Tallin medieval, protegida por la UNESCO, pero vaya más allá de la capital, a las zonas rurales y a las islas y encontrará interesantes evidencias de cómo nuestra cultura se ha ido adaptando a las ocupaciones e invasiones de los alemanes, rusos y suecos en los últimos siglos.

No hay nada predecible sobre la cultura de Estonia, la cual, aún así, es extrañamente cálida y acogedora y se está convirtiendo rápidamente en vanguardista y atrevida, como lo demuestra la forma en que los estonios se han dedicado a internet y a la telefonía móvil para mejorar su vida en todos los sentidos.

Encuentre más información más adelante y profundice en el exótico pasado y en el excitante presente de Estonia.