Esta fiesta se celebra cada cinco años y en ella participan miles de cantantes corales y bailarines vestidos en trajes folclóricos muy coloridos. Los orígenes de este festival se remontan al año 1869, cuando comienza el movimiento nacional de Estonia. El primer festival de la canción tuvo lugar en Tartu (1869), pero su creciente popularidad causó que pronto necesitara un lugar que pudiera considerar propio. Desde 1928 la sede del festival es el Campo de la Canción de Tallin, en medio de un bello pinar junto a la costa de Tallin. El Festival de la Danza es una tradición más reciente que data de 1934, aunque hoy el público moderno considera inseparables las dos tradiciones.

El Campo del Festival de la Canción

El Campo del Festival de la Canción de Tallin cuenta con una arquitectura única que, gracias a los muchos festivales celebrados aquí desde comienzos del siglo XX, es el símbolo de libertad e independencia. Esta impresionante construcción, única en Europa, está situada de modo que su parte trasera está dirigida hacia la bahía y el público se sienta en una pendiente verde que llega hasta el escenario. Si desea gozar del Festival de la Canción al máximo, suba a la parte más alta de la pendiente, donde disfrutará de excelentes vistas de la costa de Tallin.

Durante el Festival de la Canción y la Danza más de 20.000 cantantes y músicos actúan, bajo la concha masiva del escenario, para un público de aproximadamente 100.000 personas. En 1988 el campo del Festival de la Canción fue el centro de la famosa Revolución Cantante . El Festival de la Canción Nocturno, celebrado aquí, atrajo cientos de miles de personas en apoyo del restablecimiento de la República de Estonia. Hoy en día el Campo del Festival de la Canción es también el escenario del Festival de la Canción y la Danza Joven y del primer Festival de la Canción Punk, celebrado en 2007, y del primer Festival de la Canción Digital, celebrado en 2010.