La fotografía es una actividad ideal para prolongar sus vacaciones en Estonia, lleve consigo una parte de ellas y reviva los momentos felices una y otra vez.

Si viene a Estonia de vacaciones o por negocios, el país le ofrecerá sorprendentes posibilidades para practicar la fotografía. Distancias cortas, naturaleza virgen y flora y fauna singulares hacen de Estonia un destino de ensueño para fotógrafos de la naturaleza. La arquitectura moderna coexiste con los edificios medievales y las reliquias soviéticas y le ofrece muchas otras interesantes posibilidades.

Puede sacar fotos casi en cualquier lugar. Si no está permitido, habrá alguna indicación. La mayoría de los museos y restaurantes permiten sacar fotos (sin flash). Pida permiso si desea sacar fotos de personas: es lo más educado.

Puede revelar sus películas, subir fotos,  imprimirlas o copiarlas a un CD en cualquier tienda de fotografía en las ciudades.

4 cosas que se deben fotografiar en Estonia:

  • Bosques: crean un ambiente único, y si es paciente y rápido, tal vez pueda fotografiar jabalíes, águilas u otros animales.
  • Playas/ Islas: el extenso litoral virgen de Estonia y sus más de 1.500 islas brindan maravillosas oportunidades para la fotografía.
  • Conducir sobre hielo: ¿creerían sus amigos si les dijese que Estonia construye caminos de hielo en el mar en invierno?¡Saque una foto mientras conduce su coche en el mar y compruébelo! Y, sí, sí… hay señalización vial, y, sí, conducir en el carril de barcos provocará el hundimiento de su coche.
  • Trajes típicos: los estonios cantan y bailan mucho. Hay cientos de trajes folklóricos diferentes. Trate de capturar alguna actividad cultural en una o dos fotos.

Razones de los fotógrafos de la naturaleza para venir a Estonia:

Durante su experiencia en la «Caza sin derramamiento de sangre» probablemente encuentre:

  • 36 especies de orquídeas silvestres.
  • Bandadas de eider de Steller en sus zonas de invernación.
  • 8 especies de pájaro carpintero.
  • Bosque atmosférico de pino: hábitats de búhos del Ural y pigmeos.
  • Cigüeñas negras, urogallos y cascanueces.
  • Osos pardos, lobos, linces, castores europeos y ardillas voladoras.
  • Una maravillosa red de hábitats en humedales vírgenes, mucho espacio abierto y silencio.
  • Asambleas masivas de aves migratorias acuáticas del Ártico.
  • «Bandada de Grullas Internacional»: una experiencia inolvidable.