Características destacadas de los paisajes de Estonia:

  • Bosques diversos que cubren el 50% del país.
  • Misteriosas turberas y ciénagas primaverales.
  • Más de 1.500 islas e islotes, de los cuales menos de 20 están habitados: el resto pertenece al reino de las aves.
  • Los casi 3.800 km de accidentada costa con cuevas y bahías, en donde se alternan la arena, las piedras, las cañas, las marismas y los acantilados: esto tiene un gran atractivo para turistas y es también  importante para las aves migratorias y su anidamiento.
  • Más de 1.500 lagos naturales, tanto pequeños como grandes.
  • Los bloques y los acantilados de caliza en el norte de Estonia; las lomas características del sur de Estonia moldeadas por el hielo continental.
  • Los ríos del suroeste de Estonia están revestidos por afloramientos de arenisca muy pintorescos
  • Comunidades seminaturales que se desarrollaron como resultado de cientos de años de pastoreo y siega y que han alcanzado récords mundiales en biodiversidad.
  • Pintorescos ríos serpenteantes con pequeños rápidos y cascadas en el norte de Estonia. Cuando se congelan en invierno, se crean formaciones de hielo y cuevas que son el deléite de los visitantes.

Los Estonios han vivido siempre mano a mano con la naturaleza. El territorio de Estonia es pequeño pero hay mucho espacio para la vida salvaje. Las coloridas estaciones proporcionan a cada mirada un aspecto diferente. Hay mucho que admirar en Estonia.