Debido a la existencia de zonas rurales escasamente habitadas y a las áreas contiguas de bosque maduro hay mucho espacio para los mamíferos: los grandes depredadores de Estonia están entre los más activos de Europa. Aunque la superficie del país es relativamente pequeña, los bosques de Estonia albergan más de 600 osos pardos, 700 linces y 150 lobos, casi el mismo número que en áreas mucho más extensas como la de nuestros vecinos del norte.

  • El oso pardo hiberna desde finales de noviembre hasta abril: se le puede ver en primavera con sus cachorros.
  • El lince, a diferencia de otros grandes depredadores, es activo durante el día y es un animal muy curioso. No es para nada extraño que este gran gato le observe en silencio desde el linde de un claro del bosque. Ver un lince en la naturaleza es un verdadero golpe de suerte.
  • Los lobos han sido la fuente de inspiración de muchos cuentos estonios. Son animales nocturnos y viven en manadas de 5-7 miembros. Las manadas más grandes pueden tener hasta 12 lobos. Su aullido se puede oír en enero y en febrero.

Las expediciones de seguimiento son populares en el invierno. Cuando los osos despiertan de su hibernación, si lo desea, puede preparar un viaje a sus cuevas. Quienes no tengan tiempo para hacer el viaje por el bosque pueden ver la cámara de los osos.