Los paisajes de Estonia son tan diversos como los pájaros y animales que viven aquí. Las diferentes sensaciones en cada una de  las cuatro estaciones, nos permiten conocer el país desde una nueva perspectiva, haciendo del turismo de naturaleza una experiencia interesante en cualquier época del año.

El oeste de Estonia es un paraíso para los avistadores de aves en otoño y primavera: como región, es un lugar de parada clave para las aves migratorias, millones de las cuales se detienen aquí durante sus viajes. Las aguas profundas de primavera no sólo transforman los paisajes kársticos del país, sino también los del Parque Nacional de Soomaa – donde a veces la gente necesita canoa para desplazarse por los bosques y carreteras e incluso ¡Alrededor de su propia casa! Esta es la famosa 'quinta estación' que atrae visitantes de lugares lejanos.

El verano es el momento perfecto para practicar un poco de senderismo en el bosque, pesca, turismo acuático y nadar en las aguas costeras y de tierra adentro. También se pueden explorar los cráteres de meteoritos, disfrutar de las noches blancas y visitar nuestras famosas islas llenas de enebros Puede pasar la noche en una de las cabañas del Centro Estatal de Administración de Bosques o levantar una tienda de campaña para dormir.

En invierno, la nieve forma una alfombra en todo el país que es ideal para seguir las huellas de animales, al mismo tiempo que hace más visible la vida salvaje del país – un alce majestuoso, incluso visto a distancia, es un espectáculo en el fondo blanco de la estación. El invierno es ideal también para los trineos, el patinaje y el esquí. También se producen algunos fenómenos naturales impresionantes: después del primer frío vale la pena visitar nuestras cascadas para admirar las esculturas que el hielo forma bajo ellas.

El medio ambiente y el patrimonio estonios están estrechamente conectados – por lo que, además de disfrutar de la naturaleza, ¿por qué no visitar también nuestras mansiones señoriales, villas históricas y museos? Debería aprovechar al máximo las oportunidades de ocio activo que Estonia ofrece y disfrutar de uno de los muchos spas del país.