En Estonia se dice que "No hay mal tiempo, sólo hay ropa inadecuada". Es decir, el frío no es pretexto para no hacer deporte. El paso de las estaciones no impide hacer deporte en sus varias ramas al aire libre.

Los senderos oficiales de Estonia están bien cuidados y la mayoría está alumbrada, lo que permite hacer deporte de noche segura y cómodamente. Desde la primavera hasta el otoño se puede caminar y correr en el bosque en un terreno blando y bueno para las piernas, combinando ejercicio de fuerza y estiramiento, para lo que hay aparatos en muchos de los senderos. En invierno los esquiadores usan los más de 500 km de senderos preparados para esquí a campo traviesa.

A menudo es posible hacer una pausa del sendero y descansar en la playa. La sola cercanía del mar tiene ya los efectos del spa: el aire fresco y limpio funciona como una cámara de sal natural y alivia las vías respiratorias en caso de enfermedad, el rumor de las olas mejora el ánimo y da bienestar. Las playas oficiales de Estonia son de arena blanca, limpias y equipadas con plazas de juegos para niños y paredes de montañismo que también los adultos pueden usar. Quien desee una playa más pequeña y privada puede encontrarla un poco más lejos de la ciudad.

Muchos spas y centros vacacionales ofrecen entrenamientos en grupo en la naturaleza – por ejemplo, de carrera o caminata nórdica en los senderos o clases de yoga en la playa al atardecer. Vea más opciones al reservar su spa. Los spas, centros vacacionales y proveedores de servicios de senderismo también alquilan los equipos necesarios.

Se puede hacer deporte saludable incluso si no hay playas o senderos cerca: las vías ciclables sirven también para pasear o patinar y llevan, a menudo, fuera de la ciudad, por lo que se puede ir tan lejos como se quiera.

Deportes de invierno en Estonia

  • En el norte de Estonia. Hay buenos senderos en Nõmme, donde se puede escoger el recorrido de la longitud que más le convenga para esquiar o correr. En Pirita hay playa y senderos. En Kakumäe hay una bonita zona de playa con agua poco profunda y plaza de juegos para familias con niños, también hay un sendero en el bosque contiguo. En la playa de Stroomi se puede correr en el bosque y hacer ejercicios en un área especialmente diseñada para adultos. Hay playas de arena blanca y muchas posibilidades para deporte en Narva-Jõesuu, Võsu, Laulasmaa y Toila, donde se pueden combinar las vacaciones de spa con el deporte. Kõrvemaa es un buen lugar para deportes de invierno.
  • En el sur de Estonia. El sur del país tiene muy buenas características para quien quiera dedicarse intensivamente al deporte. En verano se puede subir y bajar por las vías ciclables de las colinas, en verano se puede esquiar aquí. Hay senderos de salud cerca de los spas y, por supuesto, cerca de Otepää, la capital de invierno.
  • Al oeste de Estonia. Las playas del oeste de Estonia son conocidas por su agua tibia en verano. Como en el norte de Estonia, aquí también se puede combinar la playa con el spa. Cerca de los spas también hay senderos de salud. Los paseos marítimos de Pärnu y Haapsalu ofrecen lugares pintorescos para paseos románticos o para los fanáticos del ciclismo. Vale mencionar aparte Saaremaa y Hiiumaa, donde hay poco tráfico y se puede disfrutar de aire muy limpio en los senderos y vías ciclables.