Jazzkaar es el festival de Jazz más importante del Báltico y tiene lugar en Tallinn en el mes de abril desde el año 1990. En 2014, del 18 al 27 de abril se celebra el 25 aniversario de este festival que combina un interesante programa con las más atrevidas propuestas durante los diez días de duración del mismo. El festival trae a la ciudad de Tallinn los más interesantes descubrimientos en la escena del jazz a nivel mundial, así como estrellas ya consagradas, entre ellas la cantante norteamericana, ganadora de dos premios grammy Casandra Wilson actuará en el Nokia Concert Hall el día 25 de abril, mientras que la artista maliense Fatoumata Diawara lo hará en el Marina Pavilion el día 23 del mismo mes.

El plato fuerte del festival de este año será la actuación el día 27 de abril del que está considerado el guitarrista de jazz más importante del mundo: Pat Metheny, quien actuará también en el Nokia Concert Hall junto a su banda, la Unity Group, formada por Chris Potter al saxo, Ben Williams al bajo, Antonio Sanchez a los tambores and Giulio Carmassi en la percusión. Otros artistas a los que podremos ver en Tallinn durante el Jazzkaar de este año 2014 son Edmar Castaneda o Nina Attal

El otro gran evento musical de este año tendrá lugar del 4 al 6 de julio y no es otro que el Festival de la Canción de Estonia.

Cada cinco años, los terrenos del Festival de la Canción se llenan de decenas de miles de sonrientes cantantes que forman un único e inmenso coro mientras miles de personas se sientan en el césped de los terrenos del Festival de la canción a escuchar los cantos tradicionales. No es de extrañar que los visitantes se sorprendan y les encante este evento.

 Lo que hace tan especial este festival es la gran cantidad de estonios que acuden a la capital en estas fechas y más si tenemos en cuenta que la población total del país, no supera el millón y medio de personas. Este festival es una de las razones por las que Estonia es conocida como la nación cantante.

El canto ha jugado un importante papel en la historia de Estonia. Ya los aldeanos cantaban mientras cultivaban los campos durante los tiempos antiguos y el canto provocó el llamado “despertar de Estonia”. También las tropas estonias cantaban en el campo de batalla durante ambas guerras mundiales y a finales de los 80, la Revolución Cantada (la cual comenzó en los terrenos del Festival de la Canción) permitió a los estonios obtener su independencia de la antigua Unión Soviética. Los terrenos del Festival han recibido la visita de casi todos los estonios. El escenario puede dar cabida a 30.000 cantantes y el recinto tiene cabida para 200.000 espectadores. En 2003, la UNESCO declaró el Festival de Canto y de Danza de Estonia  como obra maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.